Semblanza
Semblanza | Creación literaria | Filosofía | Filosofía Política | Psicoanálisis | Entrevistas a EGR | Política actual | Viejos Escritos | Prólogos y reseñas | Sobre el autor | Filosofía política II | Portadas | Galería de fotos |Galería de fotos 2 |Contacto
 
 
 

 

Semblanza

Por Graciela González Phillips. 


Enrique González Rojo Arthur nació en México, D.F., el 5 de octubre de 1928, en un ambiente rodeado de libros. Como él mismo cuenta, poco después de haber nacido sobrevino un temblor y se cayeron dos tomos de la Enciclopedia Británica en su cuna y por poco fue víctima de un "enciclopediazo". Pero esta no fue la razón por la cual ha dedicado gran parte de su vida a la lectura y escritura de libros. El ambiente le fue propicio. La educación del abuelo sembró en Enrique una afición y un gran placer por la cultura. Desde muy joven, cuando su abuelo le preguntaba por un libro, sabía cuál era su lugar en la biblioteca. Se había convertido en el bibliotecario de la casa. Más tarde expresaría claramente cómo esta devoción determinaría su entorno: ha vivido en bibliotecas que tienen casa, no en casas que tienen biblioteca. 

A la muerte del abuelo en 1952, y en plena juventud, se afanó en el magisterio. En 1959 obtuvo el grado de maestro en filosofía con una tesis llamada: "Anarquismo y materialismo histórico": cuyos planteamientos el autor ha modificado y superado. Enrique también realizó los estudios del doctorado en filosofía con un posgrado en lógica. Ha residido siempre en la Ciudad de México, a excepción de dos años que vivió junto con su familia en Morelia, Michoacán, donde fue invitado a colaborar como profesor de tiempo completo en la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo. Además del magisterio, Enrique se ha dedicado preferentemente a la literatura, a la filosofía, y a la militancia política. Ha incursionado también en el psicoanálisis. Después de haber superado hace algunos años dos graves enfermedades, se encuentra en una de las épocas más prolíficas de su vida, sumando a su afán de escribir, sus antiguos gustos por la música y el cine, pero ahora con mayor tiempo y disposición. 

Los cuatro pilares de la actividad cultural de Enrique González Rojo son el magisterio, la literatura, la filosofía y el compromiso político, y nos parece importante señalar que estas partes se interinfluyen a lo largo de sus obras. Es evidente que la claridad con que expresa sus ideas se debe a su larga práctica magisterial, que su poesía enarbola motivos filosóficos, políticos y de todo género sin perder su estructura poética; también que sus escritos filosóficos toman como tema la poesía o la política y sus ensayos políticos se apoyan en concepciones filosóficas y están pertrechados de su estilo literario. De estas pasiones se hablará a continuación.

Magisterio >